Bitácora de un gobierno de excelencia VI

La Intendenta del Biobío pasa sus vacaciones en Brasil, mientras en La Moneda se quiebran la cabeza para definir qué hacer con ella sin herir susceptibilidades UDI. El Gobierno de la excelencia, además, premia con una millonaria licitación a una de las constructoras con más edificios dañados durante el terremoto y otorga nuevos “pitutos” a los ministros despedidos. También entérese de las nuevas revelaciones sobre la gestión de la señora Ossandón en la Junji.

Por J. Sully. Fotografía: Rodrigo Basaure.

Definitivamente, Miguel Juan Sebastián Piñera y su gobierno de preparadísimos profesionales no lo están pasando bien. Si el “Magallanzo” representó un verdadero dolor de cabeza para el Ejecutivo, los actuales episodios amenazan con minar aún más la alicaída imagen pública del “primer piloto de la nación”.

- La Quintrala del Biobío con la soga al cuello. En su habitual estilo “no me entran balas”, la ex alcaldesa reconoció abiertamente que inventó una historia al gobierno central para favorecer con subsidios a familias que no fueron afectadas por el terremoto.

En primera instancia, el gobierno no metió las manos al fuego por la intendenta -pese a que ella salió jurando que contaba con apoyo tras visitar La Moneda- y respaldó a la ministra de Vivienda, Magdalena Matte, quien también resultó salpicada por el episodio.

Pero la decisión no es fácil para Piñera. Si bien, el sentido común y la ética aconsejan prescindir de la irreflexiva “Coca” -decisión que además podría ahorrar bochornos futuros- la UDI no está dispuesta a entregar la cabeza de su caudillo en la zona.

Pero a Jacqueline le está lloviendo sobre mojado, y no me refiero a sus vacaciones en Brasil a menos de un año de asumir su actual cargo. Contraloría descubrió un déficit de más de tres mil millones de pesos en municipio de Concepción, en el período encabezado por la actual jefa regional.

Como si fuera poco, uno de sus correligionarios, el concejal UDI Patricio Lynch, reconoció decepcionado que la actual Intendenta los convenció durante años de que las cuentas del municipio estaban bien.  O sea, ¡su afición de inventar cuentos no es nueva!

Si me preguntan cuál será el destino de Jacqueline, sólo recordaría que Sebastián en ocasiones anteriores ya se ha pasado al gremialismo por donde ha querido. Saque sus conclusiones.

- Millonaria licitación para constructora con récord de edificios dañados. Sin duda un escándalo, que logró pasar colado. CIPER reveló recientemente que la empresa JCE S.A. recibirá 726 millones de pesos del MOP por mitigar el riesgo de la demolición en cinco de las torres colapsadas en Concepción. El gran detalle es que la constructora tiene el récord de edificios dañados tras el terremoto.

Paradójicamente, dentro de las obras a realizar, se incluyen trabajos en la torre Centro Mayor, edificada por la misma empresa. Si no le parece suficiente, le contamos que la compañía presenta dos juicios por incumplimiento de contrato en licitaciones públicas y que, además, la última adjudicación fue por trato directo y no pasó por el sistema ChileCompra.

- Premio de consuelo a los ministros despedidos. Pese a que criticó en el pasado las prácticas de las Concertación, la actual administración le está encontrando el gusto a algunas de ellas, como el juego de la sillita musical. Tres de los ministros recientemente cesados en sus funciones encontraron peguita rápidamente en otras instituciones del Estado. Y seguramente con sueldos “reguleques”.

Felipe Morandé, ex mandamás de Transportes ingresó al directorio de Enap; Camila Merino, ex titular del Trabajo, recibió la oferta del representar al Presidente en el directorio de Corfo y Ricardo Raineri está listo para un cargo en el directorio del Sistema de Empresas Públicas (SEP). Según La Tercera, ese ícono del periodismo independiente, estas designaciones son “un reconocimiento a sus trayectorias profesionales, en forma independiente a su gestión como ministros” ¿Bonito no?

- Gestión de pacotilla en Junji. Además de ser hermana del vicepresidente de RN (¿nepotismo le llaman?) y de hacernos reír con su mundo de Bilz y Pap, Ximena Ossandón nos legó una gestión para el olvido en su breve paso como vicepresidenta ejecutiva de la Junta Nacional de Jardines Infantiles.

La virgencita que instaló en el frontis de la institución no fue suficiente para un cometido decente. Durante 2010 no se utilizó gran parte de los dineros con que contaba la Junji para diversos fines. Por ejemplo, sólo se utilizó el 19,8% de los recursos destinados para la reconstrucción de jardines infantiles dañados por el terremoto. Vale decir, se usaron sólo 161 millones de pesos de los  829 con que se contaba.

- Un hincha del carbón a la Subsecretaría de Energía. Definitivamente, el actual gobierno tiene el mérito de habernos acostumbrado a los conflictos de intereses. Recientemente fichó como la segunda autoridad energética del país a Sergio del Campo,  quien hasta fines de enero era el gerente general de la termoeléctrica Guacolda S.A.

Mientras el diputado PS Marcelo Díaz aseguró que existe una “seria y evidente incompatibilidad” en relación con el cargo que Del Campo ejercía anteriormente, sectores medioambientalistas  interpretaron su nombramiento como una potente señal del Ejecutivo en favor de las fuentes energéticas convencionales, de naturaleza fósil.

Sus anteriores vínculos laborales con AES Gener, Copec y el Grupo Von Appen son, para muchos, claras evidencias de que la nueva autoridad llegó para impulsar iniciativas seriamente cuestionadas, como Central Castilla y el proyecto carbonífero en Isla Riesco en la Región de Magallanes.

Si tiene más antecedentes de la excelencia gubernamental, háganos llegas sus datos a nuestro Twitter: @revistareplica.

Hasta la próxima.